La importancia de detectar el malestar psicológico de los empleados

La Agencia Europea para la Seguridad y Salud del Trabajo lo ha dejado ya muy en claro. Las empresas deben de responsabilizarse por el bienestar psicológico de sus empleados. De no hacerlo, se podrán aplicar multas. Toda organización debe de tener, como uno de sus principales fines, el hecho de detectar el malestar psicológico de los empleados, para luego actuar en base a ellos.

Detectar el malestar psicológico de los empleados: un objetivo que se descuida

Los riegos psicosociales que se generan debido al malestar laboral, pueden llegar a ser muy significativos para una entidad corporativa. Las empresas que trabajan con empleados estresados, cansados, agobiados y frustrados, tendrán que hacerle frente a licencias por enfermedad, infelicidad en sus colaboradores, bajos niveles de productividad, entre otras cuestiones. En definitiva, los gastos económicos y humanos son muy elevados.

Lo más curioso de todo, es que parece que al día de hoy aún seguimos prestando muy poca atención al factor psicológico. La mayoría de las compañías y empresas se esfuerzan por preparar a sus colaboradores para la productividad, pero no para que sean felices en sus trabajos.

Pues bien, lo que la mayoría de los directivos ignoran, es el hecho de que una persona sin motivación jamás podrá desempeñar adecuadamente su rol en el trabajo. Es por este motivo que resulta ser tan importante detectar el malestar psicológico de los empleados, no solo por el empleado mismo, sino también por el bien de la compañía.

Para beneficio de todos, en la actualidad existen varias entidades reguladoras internacionales que están poniendo particular énfasis al factor psicológico, dentro del ambiente de trabajo. En algunos países, ya existen multas para aquellos directivos que no promuevan programas de apoyo psico-emocional entre sus colaboradores.  

La Agencia Europea para la Seguridad y Salud del Trabajo ha sido uno de los organismos que ha establecido ciertas medidas para asegurar el cuidado psico-emocional de los colaboradores. Además, la entidad advierte que de no respetarse dichas medidas, las corporaciones deberán de abonar elevadas multas.

El estigma de los factores psicosociales

Antes de detectar el malestar psicológico de los empleados, es necesario realizar un análisis en base a las condiciones psico-sociales de la organización. Esto significa que deben de atenderse todas las condiciones del trabajo que puedan llegar a afectar al empleado, en un sentido emocional y psicológico.

Las organizaciones deben hacerse cargo de brindar a sus colaboradores un espacio saludable en el cual puedan realizar sus tareas. Cada puesto de trabajo debe de ser cuidadosamente analizado en base a este aspecto.

Pero, ¿cuáles son los principales factores laborales que deben de atenderse? A continuación te mostramos los principales:

  • Estrés
  • Carga mental y fatiga.
  • Insatisfacción laboral debido a los horarios, organización, salarios, etc.
  • Desmotivación asociada a la propia insatisfacción.
  • Exigencias contradictorias y falta de claridad en las responsabilidades y tareas del puesto.
  • Mala organización, la cual genera inseguridad en el trabajador.
  • Problemas interpersonales (mobbing, discusiones, discriminación, conflictos…).

Desde la Agencia Europea para la seguridad y salud de los trabajadores se señala algo muy importante. El estrés laboral suele ser el factor principal a la hora de generar malestar psico-emocional en los empleados. El estrés laboral crónico puede llegar a generar graves consecuencias no solo para el empleado, sino también para la compañía.

No basta con detectar el problema, es necesario actuar

La iniciativa de la Agencia Europea, para detectar el malestar psicológico en los empleados, resulta ser algo muy positivo. Sin embargo, de nada servirá detectar el problema si luego no se actúa en base al mismo.

Por ejemplo, si una entidad empresarial detecta que el 70% de sus colaboradores padecen de estrés laboral, habrá que crear determinados programas que ayuden a reducir dichos porcentajes. De no ser así, es probable que el rendimiento y la productividad de los empleados decaigan, hecho por el que la empresa se verá afectada en el futuro.

Las organizaciones no deben de dejar el problema en mano de los colaboradores. Si el estrés se ha ocasionado debido a un ambiente laboral poco saludable, será responsabilidad de la compañía el hecho de brindar condiciones óptimas, para que los colaboradores puedan trabajar de una manera más confortable.

Así mismo, los colaboradores también tendrán que poner de su parte. La sobre-exigencia suele ser un factor determinante a la hora de generar estrés laboral. Los empleados deben de aprender a reconocer sus límites y a mejorar la comunicación con sus superiores. El bienestar psico-emocional, dentro del ambiente laboral, es responsabilidad de todos.

One comment

Deja un comentario