El liderazgo introvertido, una de las mejores formar para liderar

La introversión y el liderazgo son dos conceptos que pueden vincularse muy bien. De hecho, el liderazgo introvertido es una de las mejores maneras de liderar. Cuando estamos ante situaciones de alta complejidad, en lugar de recurrir a acciones impulsivas, podemos dejarnos guiar por esta manera de pensar, para obtener así resultados de éxito.

La esencia del liderazgo

Las compañías modernas deben de comprender algo esencial: las personas carismáticas y sociables no necesariamente tienden a ser los mejores líderes. En ocasiones, la introversión también resulta ser un factor clave a la hora de liderar un proyecto o una gestión corporativa. Las personas reservadas no siempre están destinadas a seguir las palabras de otro.

La mayoría de las personas solemos confundir liderazgo con notoriedad, cuando en realidad lo que determina a un verdadero líder es su capacidad de visión a futuro. Muchas personas ocupan puestos de liderazgo tan solo por su condición carismática, la cual tiende a agradar y complacer a todos. Aun así, esto no siempre resulta ser lo mejor para la compañía.

“Mira a los líderes que te rodean. ¿Ves a personas tranquilas, razonables, que escuchan y hacen juicios después de haber reflexionado? ¿O ves algo muy diferente?”.

Jacqueline Baxter

El liderazgo introvertido

El liderazgo introvertido, suele ser una de las maneras más efectivas de liderar. En lugar de inclinarse por la popularidad y el carisma, como lo hace el liderazgo carismático, estos líderes se ocupan tan solo de visualizar caminos y estrategias, para que así la compañía pueda crecer y tomar nuevos rumbos. Los líderes introvertidos siempre buscan lo mejor para todos, aunque sea de la manera más discreta posible.

Las personas con habilidades sociales siempre tenderán a influir sobre los otros. Aun así, esto no significa que estas personas poseen buenas habilidades para el liderazgo, sino tan solo para la manipulación. Una persona carismática puede ser un buen referente, pero no necesariamente un buen guía. Los buenos líderes, siempre serán aquellos que actúan en base a la transparencia y la honestidad, para conseguir así el bien común.

Algunas personas también pueden llegar a pensar que un verdadero líder es aquél que convierte a otros en líderes. Hace miles de años atrás, el filósofo chino Lao Tzu dijo algo muy importante: los mejores líderes son aquellos que hablan poco, y cuando el trabajo está hecho, sus seguidores dirán “lo hicimos nosotros”.

Pero el liderazgo introvertido no se preocupa por las críticas de los demás. Los líderes de este tipo solo inspiran a otros. Se trata de personas reservadas y estudiosas, las cuales tienen la capacidad de considerar las distintas tácticas y estrategias, y de elegir la adecuada acorde a cada situación. Estas personas inspiran a otros, sin requerir del reconocimiento externo.

Pero los líderes introvertidos no solo se mantienen encerrados en su propio mundo. Este tipo de líderes saben muy bien cuál es la importancia de aprender a escuchar a los demás, y por sobre todo, de hacer que cada miembro del equipo se sienta importante.

Estos líderes, que se mueven solo por sus propias corazonadas y no por la opinión ajena, son los verdaderos guías. Aun así, la mayoría de las personas seguimos engañándonos, y pensando que un buen líder debe de ser gracioso, carismático e influyente con su público, cuando en realidad no hay nada más erróneo que este pensamiento.

Aun así, también es importante saber que el liderazgo introvertido no es mejor que el liderazgo extrovertido. Se trata tan solo de distintos caminos mediante los cuales podremos cumplir determinados fines. Existen muchas formas de liderar. De todas maneras, un buen líder siempre será aquel que actúe con cautela, y que sepa valorar y respetar a todos los miembros de su comunidad.

¿Qué opinas sobre esto? Según tú, ¿cuáles son las características que todo buen líder debería de mantener?

Deja un comentario